¿Quién va por TV abierta?

Poder legislativo
Typography

Olegario Vázquez Raña y su hijo Olegario Vázquez Aldir, así como Anuar Maccise Dib y sus hijos Luis y Anuar Maccise Uribe se encaminan a convertirse en los dueños de las dos nuevas cadenas de televisión digital abierta. Próximos competidores de Televisa y TV Azteca.

Apostadores por las nuevas cadenas hay más y se van a inscribir en el proceso de licitación, pero son estas dos familias de empresarios las que tienen el perfil, estructura, dinero y relaciones políticas para dar el salto a las grandes ligas de la televisión comercial.

Hay que ver la trayectoria de cada una. Los Vázquez empezaron con la venta de muebles. Ahora están en los hospitales, tienen el banco Multiva, adquirieron el diario Excélsior. En la televisión se ejercitan con dos canales.

Cadenatres se ha posicionado aunque no con el rating deseado. Su figura en la conducción de noticias es Francisco Zea. También sobresalen los programas de espectáculos de Gustavo Adolfo Infante y Martha Figueroa.

Excélsior TV todavía no logra ser competencia de Foro TV ni de Milenio TV. Cuenta  con el periodista Pascal Beltrán del Río para su noticiario principal. Además es director editorial del periódico del mismo nombre. En sus estaciones de radio destaca la voz de Martín Espinosa, quien también hace carrera en la pantalla de Cadenatres.

Otro de los negocios de los Vázquez son los hoteles Camino Real.

Sin duda, emprendedores probados.

Los Maccise crecieron como empresarios desde el estado de México. Tienen periódicos en Toluca, Puebla, Hidalgo, Querétaro, Morelos, Veracruz, Distrito Federal y Oaxaca. La revista Cambio. En televisión, señal restringida, presumen un canal ecológico. También difunden por Radio Capital y su voz de noticias es Vladimir Galeana. Los medios electrónicos no son su fuerte. Sin embargo, su grupo multimedia “MAC” firmó el año pasado alianza con el Grupo Prisa, líderes en radio, televisión e impresos en España.

Esa alianza MAC-Prisa no fue casual. Sorprendió a más de uno y empezaron a criticarla porque no entendían que convinieran intercambio de contenidos en sus medios. ¿Textos de escritores prestigiados del diario español El País por información cotidiana y enfoque nacional? Ese no era el punto. Lo que estaba y está en el fondo era y es el tema de la televisión. Grupo Prisa no solo es muy respetado por la calidad de su periódico sino también por lo que hace en la televisión satelital. Son expertos. Ahí la razón de que Juan Luis Cibrián, presidente del grupo español, se sentara a firmar el convenio con Luis y Anuar Maccise.

Además, para reforzar lo que hoy le contamos, no olvide que Carlos Slim tiene una “pequeña” (3.2 %) participación accionaria en el grupo español y Ernesto Zedillo es uno de los consejeros.

Para entrarle al negocio de las nuevas cadenas de televisión se requiere mucho dinero. Los Olegario y los Maccise lo tienen. Capacidad técnica, jurídica, administrativa y financiera. Sus relaciones con el poder están calificadas con una palomita.

Claro que no van a desplazar a Televisa y TV Azteca de la televisión abierta. Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas se han prevenido para la competencia y para mantener su hegemonía. Con el sistema digitalizado, sus actuales canales se multiplicarían. Televisa por lo menos tendría 25 más y 15 TV Azteca. Seguirían dominando dicho mercado. Falta que los legisladores definan la ley de telecomunicaciones.

¿Entonces qué ganarían los Olegario y los Maccise?

Poder fáctico y un mordisco al pastel comercial.

Salvo Carlos Slim, por su emporio, ningún otro de los interesados tendría posibilidades reales de lograr la concesión. Nada más que Slim está acostumbrado a ganar y no se metería a un negocio donde estaría en desventaja. Poder, ya lo tiene. También ha demostrado que no necesita de la televisión abierta para que sean vistos los juegos de sus equipos de futbol.

De acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones cada nueva cadena de televisión tiene un valor mínimo de 830 millones de pesos. Para entrarle al proceso de licitación hay que hacer un depósito, fianza, de 415 millones de pesos, cantidad que el postor puede perder si decidiera retirarse una vez inscrito.

En septiembre próximo se conocerá quienes le entran al proceso y a más tardar en marzo del 2015 el Instituto dará los nombres de los ganadores. Por lo pronto, por lo expuesto, los Olegario y los Maccise van a la punta y con el reto de ofrecer contenidos de calidad para ganar auditorio. Complicado el rating con tanto canal digital.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Arturo Zárate Vite

 

 

Es licenciado en periodismo, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con mención honorífica. Se ha desempeñado en diversos medios, entre ellos, La Opinión (Poza Rica, Veracruz) Radio Mil, Canal 13, El Nacional, La Afición y el Universal. Más de dos décadas de experiencia, especializado en la información y análisis político. Ejerce el periodismo desde los 16 años de edad.

Premio Nacional de Transparencia otorgado por la Secretaría de la Función Pública, IFE, Consejo de la Comunicación, Consejo Ciudadano por la Transparencia e Instituto Mexicano de la Radio. Su recurso para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano logra tesis relevante en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con el fin de conocer los sueldos de los dirigentes nacionales de los partidos.

Además, ha sido asesor de la Dirección General del Canal Judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Coordinador General de Comunicación y Proyectos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Es autor del libro ¿Por qué se enredó la elección de 2006, editado por Miguel Ángel Porrúa.