Cena retro en navidad

Internacional
Typography

Cada vez más cerca la cena de navidad. La hora de decidir lo que vas a comer esa noche. ¿Comida retro o transgénica? ¿natural o con conservadores? Tendrás que tomar en cuenta en primer lugar tu presupuesto, porque en estos tiempos cuesta más la llamada orgánica.

En otra de mis fases infantiles, recuerdo que en el patio la familia tenía gallinas, pavos o guajolotes, uno o dos cerdos, árbol de aguacates y también de mangos. La leche llegaba al domicilio, se hervía y afloraba la nata, que se untaba en pan blanco o bolillo. En el mercado, de los tradicionales, de los fijos, se podía comprar pescado fresco, no congelado. Igual con la carne de res. Lo mismo sucedía con el queso, frutas, las hortalizas o verduras.

Todo era natural, orgánico dirían en la actualidad, los alimentos tenían sus sabores de origen. En la casa era de ir al gallinero para tomar del nido los blanquillos, directos al sartén. Al plato, sin intermediarios ni químicos, aguacates y mangos, en su respectiva temporada. Más de una vez me tocó darle mate a una gallina o gallo, para después preparar un delicioso caldo. En festividades importantes, la vida del marrano llegaba a su fin, carne y chicharrones de primera. Tortillas de maíz blanco.

Otro tiempo. Después se empezó a vender la leche en cartoncillo, por más que la hervías, no aparecía la nata. A los pollos se le dio alimento para engordar y multiplicarse más rápido. Se volvió una práctica congelar la carne. Surgieron  y dominaron el mercado los alimentos enlatados y embolsados, con conservadores y fecha de caducidad.

Cambio el sabor de los alimentos, se perdió su esencia. La comida en todos los países del mundo, productos transgénicos. Lo natural, lo orgánico, quedó en el olvido, rebasado por la producción masiva y acelerada. Es lo que predomina, es lo moderno, es lo de hoy. El consumo popular y generalizado, que en ningún caso significa que los precios sean accesibles para la mayoría.

Hasta que llegó lo “retro”, la defensa de lo pasado, de lo natural, la lucha de los ecologistas contra lo transgénico. El rescate de la comida orgánica. Y a mi me dejó pasmado, con la boca abierta, escuchar a una vendedora en el mercado decirle a mi esposa: “¿quiere huevos de gallina?... Los tengo en la bodega, cuestan más pero son auténticos”.

De inmediato me pregunté a mi mismo: ¿lo que tiene a la vista, en el mostrador, de qué animal son? No hice comentario alguno en voz alta para evitar entrar en mayor confusión. Solo reflexione: todavía no queda claro si fue primero la gallina o el huevo y ahora resulta que hay dos clases de gallina cuando se trata de poner huevos.

Ya mi esposa me sacó de mis enredos al precisarme que la diferencia está en lo que comen esas aves. Si su alimento es natural, por supuesto que su producto es natural. De lo contrario, si lo que consume lleva químicos, con genes alterados, el blanquillo  no será natural.

 Así las cosas, ¿ya te diste cuenta que en ese regreso al pasado, también está en el mercado lo que llaman la cerveza artesanal? La cerveza casera, doméstica. Valga decir, echa mano, sin las grandes maquinarias. Y también cuesta mucho más que las comerciales o industrializadas que todos conocemos.

Por razones económicas, no me va a quedar más remedio que una cena de navidad con pavo o gallina hecha en serie. Cerveza, la de siempre. Lo orgánico y artesanal, lo retro, hoy es más caro.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Arturo Zárate Vite

 

 

Es licenciado en periodismo, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con mención honorífica. Se ha desempeñado en diversos medios, entre ellos, La Opinión (Poza Rica, Veracruz) Radio Mil, Canal 13, El Nacional, La Afición y el Universal. Más de dos décadas de experiencia, especializado en la información y análisis político. Ejerce el periodismo desde los 16 años de edad.

Premio Nacional de Transparencia otorgado por la Secretaría de la Función Pública, IFE, Consejo de la Comunicación, Consejo Ciudadano por la Transparencia e Instituto Mexicano de la Radio. Su recurso para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano logra tesis relevante en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con el fin de conocer los sueldos de los dirigentes nacionales de los partidos.

Además, ha sido asesor de la Dirección General del Canal Judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Coordinador General de Comunicación y Proyectos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Es autor del libro ¿Por qué se enredó la elección de 2006, editado por Miguel Ángel Porrúa.