“Los 40” se comen el mundo

Cuando eres joven, te quieres comer el mundo. Todo te parece alcanzable. La entrega en el escenario es total, alto rendimiento, como si el organismo fuera carro nuevo, nada le falla. No es una competencia entre ellos, sino consigo mismo. La meta es la fama, ya van más allá de la mitad del camino.
La mayoría de los que cantan y actúan en el musical “Los 40” en el Foro Chapultepec de la Ciudad de México tiene hambre de ser. Es evidente. Los adultos como Gerardo González, con experiencia acumulada, se contagian del ímpetu que da la corta edad y la energía juvenil.
Todos, sin excepción, exhiben cualidades hasta donde el límite de sus fuerzas lo permite. Colectivo sincronizado. Cada uno cumple con el papel que le corresponde. Funciona el equipo.
La obra musical tiene historia hilvanada, coherente, que resalta valores y defectos humanos, la versatilidad sexual, emociones, sentimientos, el amor, la alegría, el encanto, la belleza, la fortaleza física, los afectos familiares, la fidelidad, la infidelidad, el humor y las consecuencias de llevar una vida sin freno.
Hay empatía entre la historia y las canciones, calidad musical de cantantes y músicos. Todo en su lugar, los bailes, la escenografía, las luces, el vestuario, las pelucas, cortes y peinados. “Los 40” es una obra probada que tiene su origen en España, basada en los éxitos de la cadena de radio “40 principales”, con libreto de Daniel Sánchez Arévalo.
Produce Faisy, dirige Ricardo Díaz y la coreografía es de Neisma Ávila. Los tres con perfiles sólidos, calificados en su especialidad.
Voy a citar a cada uno de los participantes en la obra, por su nombre, porque seguro, mañana, cualquiera de ellos, por sus ganas y méritos, llegará a la cima. Más vale que anotes su nombre, como un ejercicio para constatar en el tiempo, que cuando se quiere, se puede. Tener éxito profesional, fama y dinero. Ojalá todos lleguen, pero a veces se atraviesan obstáculos insalvables para algunos. Es la vida, unos llegaran primero y otros después.
Por lo pronto, es indiscutible que todos tienen madera y disposición para terminar de pulirla.
Digno de ver “Los 40”. Muy bien por la comunión y el esfuerzo colectivo de: Luis Javier Duhart, Fran Meric, Faisy, Regina Vallejo, Alberto Collado, Rubén Branco, Gerardo González, Melissa Galindo, Yanys González, Darren Portman, Jacko Prado, Scarlet Ramírez, Dita Edith Pérez, Ale Berrmejo, Paco Ortiz, Brian Mejía, Eduardo Noyola, Fergo, Ignacio Nass, Lupillo Martínez, Mayra Grissel y Jonathan Castillo.
La gente sale del teatro sonriente, contenta y motivada por la impetuosidad juvenil del musical “Los 40”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *