Hank Rhon puede anotar gol

      No hay comentarios en Hank Rhon puede anotar gol

Jorge Hank Rhon es un personaje controvertido, polémico. Le gusta ser diferente, con todas sus consecuencias. No cualquiera en estos tiempos tiene 19 hijos. Aficionado a los animales exóticos.

Cuando llegó a la boda de etiqueta del ahora diputado Arturo Escobar, iba de Chamarra. Nadie le dijo nada en uno de los lujosos salones de fiesta del municipio mexiquense de Huixquilucan y mucho menos  lo marginaron. Por el contrario, era el centro de atención de los personajes de la política.

En su primer año en la liga mayor de futbol, su equipo Xoloitzcuintles, aunque en el papel aparece su hijo Jorge Alberto como propietario, logró el campeonato, con la emoción y felicidad que esto representa para los tijuanenses y bajacalifornianos. Baja California, una entidad más beisbolera que futbolera.

La popularidad alcanzada por los Xolos puede influir para que Hank nuevamente sea considerado como aspirante al gobierno estatal.

Después de los sobresaltos policiacos y la muerte de su esposa, ha procurado y conseguido ser discreto. Ha dejado que su hijo Alberto de la cara en lo relacionado con el futbol.

Heredero del profesor Carlos Hank González, quien fuera gobernador en el estado de México y regente en el Distrito Federal, además de secretario de Turismo y de Agricultura y autor de la frase “un político pobre es un pobre político”, que distaba de ser su caso.

Jorge tampoco es un pobre político, pero no es el único apuntado para la gubernatura ni la corona de los Xolos le garantiza la candidatura.

Estará en la jugada y si mediáticamente consigue blindar su imagen, aumentarán sus posibilidades de anotar el gol.

Bendición papal para perredistas

      No hay comentarios en Bendición papal para perredistas

-¿Qué los perredistas no son ateos? –preguntó el Papa Juan Pablo II al cardenal Norberto Rivera.

-Todos son ateos –contestó.

El cardenal había sido el conducto para avisarle al pontífice que el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, jefe de gobierno del Distrito Federal, quería entregarle las llaves de la ciudad.

No daba crédito a la invitación ni sabía con certeza el protocolo a seguir en un acto con gente de izquierda que años atrás había reprobado los viajes del Papa a México.

En su cuarto viaje, en enero de 1999, Cárdenas decidió darle las llaves.

Norberto supuso que sería un acto breve y sugirió que Juan Pablo II se concretara a recibirlas.

La ceremonia organizada por los perredistas, con discurso de Cárdenas.

El Papa agradeció la distinción y justo en ese momento vio que los asistentes empezaron a sacar rosarios y escapularios de sus bolsillos. También mostraron imágenes de la Guadalupana.

Sin dudarlo se dispuso a darles la bendición.

Una vez terminado el acto, ya de regreso a la nunciatura apostólica, el Papa recordó las palabras iniciales del cardenal.

-¿No me habías dicho que eran ateos?

-Bueno, esto es México –respondió Norberto para tratar de explicar el comportamiento de Cárdenas y sus colaboradores.

La anécdota fue relatada por Valentina Alazraki, en la presentación de su libro México siempre fiel en el Club de Industriales.

Nadie mejor que ella para hablar de los cinco viajes de Juan Pablo II a nuestro país.

El nuncio Pierre Christophe Pierre y Joaquín López Dóriga le acompañaron en la presentación.

También asistió su maestro Jacobo Zabludovsky quien cuando Valentina tenía 17 años de edad, le dio el trabajo de ser corresponsal de Televisa en Roma.