Riesgos del periodismo en México

Periodismo
Typography

periodistas

Era común en el pasado el comentario de que estudiar periodismo era de lo más fácil para tener una profesión.

Sin embargo, la realidad es distinta, tiene y exige una gran responsabilidad, una actuación ética, capacidad de investigación, imparcialidad, equilibrio informativo, objetividad en lo posible, respeto y servicio social.

Con las redes sociales o nuevas herramientas de comunicación, el calificativo, la parcialidad, la agresión y la mentira se han convertido en lo más común. A la mano de muchos esa difusión.

En aras de preservar la libertad de expresión, se puede escribir el mensaje que se quiera, aunque el difamador, de ser identificado, se expone a enfrentar una demanda que puede poner en riesgo su patrimonio.

Corresponde a los periodistas dar el ejemplo del mejor uso que se le debe dar a los medios.

Debido a descuidos, desatenciones o intereses, han surgido nuevas clasificaciones de periodismo:

Periodismo ficción: el autor construye una versión y se la cree.

Periodismo “buena fe”: el autor publica lo que dice una de las partes porque le parece que esa es la “verdad”.

Periodismo de “intere$”: el autor atiende al que paga.

Hay otro que es muy conocido y persiste a pesar de ser criticado. Se trata del periodismo amarillista, en donde el autor magnifica la nota.

Más vale enderezar el rumbo antes de que el periodismo pierda toda credibilidad en la sociedad.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Arturo Zárate Vite

 

 

Es licenciado en periodismo, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con mención honorífica. Se ha desempeñado en diversos medios, entre ellos, La Opinión (Poza Rica, Veracruz) Radio Mil, Canal 13, El Nacional, La Afición y el Universal. Más de dos décadas de experiencia, especializado en la información y análisis político. Ejerce el periodismo desde los 16 años de edad.

Premio Nacional de Transparencia otorgado por la Secretaría de la Función Pública, IFE, Consejo de la Comunicación, Consejo Ciudadano por la Transparencia e Instituto Mexicano de la Radio. Su recurso para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano logra tesis relevante en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con el fin de conocer los sueldos de los dirigentes nacionales de los partidos.

Además, ha sido asesor de la Dirección General del Canal Judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Coordinador General de Comunicación y Proyectos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Es autor del libro ¿Por qué se enredó la elección de 2006, editado por Miguel Ángel Porrúa.