Reforma electoral quirúrgica

INE
Typography

A estas alturas no se puede ni debe empezar de cero en materia electoral. Sería un error monumental eliminar de tajo áreas de la estructura, sin previo diagnóstico o análisis sobre su funcionamiento. Hay que rescatar lo que sea útil, perfeccionarlo, no echar todo a la basura.
Tampoco es válido defender a ultranza el aparato electoral, como si no tuviera defectos y errores. En esto se equivoca Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), que intenta que no se toque a su institución ni a los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES). Es incorrecto que quiera que se pasen por alto duplicidades o excesos en el gasto, porque los hay, lo sabe. Entonces, es preferible que se esmere en concertar con el poder legislativo. Alimentar posiciones encontradas, en nada favorecería a la democracia mexicana.
El primer paso para llevar adelante la reforma electoral lo ha dado el partido en el poder, Morena (Movimiento de Regeneración Nacional), en la Cámara de Diputados. Es decisión tomada, por eso la realización de foros para escuchar distintas voces y armar las iniciativas que en su momento los diputados aprobarían. La reforma se cocinaría en el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso, que arranca en el mes de septiembre. Entraría en vigor en enero del próximo año.Sergo Gutiérrez Luna
La estrategia legislativa morenista la encabeza el diputado Sergio Gutiérrez Luna, quien sabe de lo que habla. No es gente improvisada. Lo conozco desde hace más de dos décadas, desde entonces está metido en temas electorales.
Como abogado, prestaba el servicio de sustanciar recursos que distintos partidos presentarían en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Pasaba desapercibido, no estaba en la primera línea, pero su trabajo, por supuesto, era de la mayor importancia.
Ha sido coordinador de asesores en el Senado, subdirector en la unidad de asuntos jurídicos del Instituto Electoral de la Ciudad de México, asesor en materia de adquisiciones del Servicio de Administración Tributaria, representante de Morena ante los instituto electorales de Baja California y Estado de México. Cuenta con maestría en derecho constitucional.
Y para llegar a la cámara, hizo mancuerna con Horacio Duarte Olivares, una de las figuras centrales de Morena en cuestiones electorales. Sin duda, Sergio no pudo haber tenido mejor maestro.
Así que, la reforma electoral va en serio. En otra entrega o texto próximo entraré en detalles sobre duplicidades y excesos. Por ahora, hay que destacar que la coordinación de los trabajos legislativos en materia electoral está en manos de un experto y es ganancia para el país, aunque también está obligado a reconocer y aceptar los aciertos que tiene la actual estructura electoral.

Arturo Zárate Vite

 

 

Es licenciado en periodismo, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con mención honorífica. Se ha desempeñado en diversos medios, entre ellos, La Opinión (Poza Rica, Veracruz) Radio Mil, Canal 13, El Nacional, La Afición y el Universal. Más de dos décadas de experiencia, especializado en la información y análisis político. Ejerce el periodismo desde los 16 años de edad.

Premio Nacional de Transparencia otorgado por la Secretaría de la Función Pública, IFE, Consejo de la Comunicación, Consejo Ciudadano por la Transparencia e Instituto Mexicano de la Radio. Su recurso para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano logra tesis relevante en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con el fin de conocer los sueldos de los dirigentes nacionales de los partidos.

Además, ha sido asesor de la Dirección General del Canal Judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Coordinador General de Comunicación y Proyectos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Es autor del libro ¿Por qué se enredó la elección de 2006, editado por Miguel Ángel Porrúa.