Poiré, Cruz Azul y los helados

Ciudad de México
Typography

Pronto, una vez que termine noviembre, el último mes del actual sexenio,  el todavía secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, podrá volver a  saborear, en compañía de sus hijos, los helados Chiandoni de la colonia Nápoles en la ciudad de México.

Antes de convertirse en figura de los medios como servidor público de primer nivel, lo vi despreocupado, relajado, sonriente, vestido de pantalón corto, camiseta azul y tenis en la famosa nevería.

Estaba sentado en la barra. Rostro relajado, contento, de excelente humor, conviviendo con sus hijos que también lucían la  camiseta del equipo de futbol Cruz Azul.

Se desempeñaba entonces como comisionado para el desarrollo político de la Secretaría de Gobernación. Pasaba desapercibido. Nadie imaginaba que estaba por salir del anonimato y escalar posiciones dentro de la misma dependencia hasta llegar a la titularidad, aunque primero despuntó como vocero de la estrategia nacional de seguridad.

Era sábado, habían ganado los cementeros, así que tenía motivos para celebrarlo con un helado.

Hablaba de sus viajes y planes, sin sospechar lo que le esperaba.

Persona inteligente que conocí en el IFE, cuando formaba parte del equipo de Luis Carlos Ugalde. Repentinamente, a meses de las elecciones de 2006, Poiré dejó el organismo electoral para irse a dar clases en la Universidad de Harvard.

Ahora está a unos días de terminar su etapa en la Segob.

Su comparecencia en la Cámara de Diputados tuvo que tolerar críticas por lo que se hizo y no se hizo en materia de seguridad en nuestro país. Su rostro tenso, sudoroso y abrillantado ante reclamos de legisladores. Los sabores agrio y amargo de la política.

En el deporte su equipo Cruz Azul está en la liguilla pero no en su mejor momento.

Lo único que le garantiza un buen sabor de boca son los helados de la Nápoles.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Arturo Zárate Vite

 

 

Es licenciado en periodismo, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con mención honorífica. Se ha desempeñado en diversos medios, entre ellos, La Opinión (Poza Rica, Veracruz) Radio Mil, Canal 13, El Nacional, La Afición y el Universal. Más de dos décadas de experiencia, especializado en la información y análisis político. Ejerce el periodismo desde los 16 años de edad.

Premio Nacional de Transparencia otorgado por la Secretaría de la Función Pública, IFE, Consejo de la Comunicación, Consejo Ciudadano por la Transparencia e Instituto Mexicano de la Radio. Su recurso para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano logra tesis relevante en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con el fin de conocer los sueldos de los dirigentes nacionales de los partidos.

Además, ha sido asesor de la Dirección General del Canal Judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Coordinador General de Comunicación y Proyectos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Es autor del libro ¿Por qué se enredó la elección de 2006, editado por Miguel Ángel Porrúa.