Una estatua persigue a Ebrard

Ciudad de México
Typography

Donde quiera que se encuentre Heydar Aliyev lo debe tener sin cuidado que se quite o se quede su estatua en el Bosque de Chapultepec de México. Lo más probable es que nunca haya visitado nuestro país y quizás ni siquiera le interesó ubicarlo geográficamente. A decir verdad, tampoco muchos mexicanos sabíamos de la existencia de Azerbaiyán ni en que lugar del mundo se localiza. Por lo menos en esta parte estamos a mano.

A Heydar le debe dar igual una estatua más o una menos.

No es la que está en el Paseo de la Reforma la que va a reivindicar su gobierno de 30 años. Supongo que ninguna otra le debe servir para ese propósito. A lo mejor ni le gusta el acabado ni que el escultor lo pusiera de pierna cruzada, con su mano derecha descansando sobre la pierna derecha. Por su estilo y lo que pregonan de su mandato, quizás hubiera preferido que la mano derecha estuviera sobre la izquierda, por el mensaje semiótico y para que no quede duda el lado de la geometría política que le gustaba ver arriba.

En el más allá se debe estar riendo del aprieto en que metió a Marcelo Ebrard, justo en la recta final de su administración en el Distrito Federal, en la cuenta regresiva. El cierre feliz se daba por hecho. Todo listo para celebrar las fiestas decembrinas y preparar su carrera para el 2018.

 Impensable que se atravesara en su camino político una estatua.

Sin discusión: error. Ninguno de sus colaboradores se tomó la molestia de revisar el historial de Heydar.

Y un error no se corrige con otro error.

Lo que le ha dicho el vox pópuli es que no quiere esa estatua en México. Ni en Paseo de la Reforma, ni en una casa de la cultura ni en un museo. Si Ebrard la preserva el error lo va a cargar en sus sueños presidenciales. Colocarla en la embajada de Azerbaiyán sería como esconder lo que no se quiere debajo de la alfombra.

Ni gana ni pierde Heydar Aliyev si desaparecen su estatua. En el más allá le debe dar lo mismo. No creo que le venga a jalar los pies a Marcelo.

Le sale menos caro regresar los 110 millones que “donó” Azerbaiyán para construir ese monumento y remodelar la plaza de Tlaxcoaque.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Arturo Zárate Vite

 

 

Es licenciado en periodismo, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con mención honorífica. Se ha desempeñado en diversos medios, entre ellos, La Opinión (Poza Rica, Veracruz) Radio Mil, Canal 13, El Nacional, La Afición y el Universal. Más de dos décadas de experiencia, especializado en la información y análisis político. Ejerce el periodismo desde los 16 años de edad.

Premio Nacional de Transparencia otorgado por la Secretaría de la Función Pública, IFE, Consejo de la Comunicación, Consejo Ciudadano por la Transparencia e Instituto Mexicano de la Radio. Su recurso para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano logra tesis relevante en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con el fin de conocer los sueldos de los dirigentes nacionales de los partidos.

Además, ha sido asesor de la Dirección General del Canal Judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Coordinador General de Comunicación y Proyectos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Es autor del libro ¿Por qué se enredó la elección de 2006, editado por Miguel Ángel Porrúa.