Candidaturas digitalizadas

INE
Typography

Hay dos partidos políticos de reciente creación que hacen su esfuerzo por llevar nuevas caras a las elecciones de junio. Idearon plataforma digital para inscribir a quienes quieren una candidatura.
Se trata de Redes Sociales Progresistas (RSP) y Encuentro Solidario (PES), con el reto de obtener, mínimo, el 3 % de la votación emitida para poder conservar su registro como partido nacional.
En contraste con partidos más antiguos que siguen empecinados en nominar las mismas caras, a pesar del desgaste y descrédito, RSP y PES exploran darle vida a lo que llaman candidaturas ciudadanas.
Sumar a gente que no tiene militancia y animarla a competir en las elecciones del 6 de junio. Mecanismo novedoso en México, inscribirse de manera digital y voluntaria. Sumar a los que nunca han sido tomados en cuenta, no han encontrado el camino para competir o de plano, hasta ahora, no han querido participar.
Fórmula atractiva. El éxito depende, por un lado, de la capacidad de convocatoria del partido, lo que representa y ofrece. Por el otro, la disposición e interés del ciudadano, que deberá de tener claro que la simple inscripción no garantiza un lugar en la Cámara de Diputados u otro cargo de representación popular.
Se van a disputar en el país 21 mil 368 posiciones políticas. Será difícil para los nuevos partidos satisfacer la demanda de candidaturas. Quizás ese número también explique el uso de la herramienta digital por atraer ciudadanos, cuando no se tiene presencia como se quisiera, en todos los estados de nuestro país.
En el caso de RSP hay otro elemento que contrasta con lo que hacen la mayoría de los partidos. Su dirigente Fernando González no ha utilizado, hasta el momento, la propaganda en radio y televisión para su personal promoción. No se descarta que lo haga más adelante. Siempre será tentador para cualquier líder salir miles de veces en la televisión, a través de los spots que le corresponden por ley y de manera gratuita a su partido.
Lo que le hace falta a Redes es mejor producción de sus mensajes, porque el incluir y destacar la imagen de un semáforo, no lo identifica para nada. No deberá perder de vista que carece de arraigo, es desconocido para la generalidad.
En el caso de Encuentro Solidario, su líder Hugo Eric Flores Cervantes protagoniza los spots de su partido. El mismo se encarga de subrayar la oportunidad que se ofrece a los ciudadanos para participar como candidatos.
Ambas organizaciones no son del todo nuevas. RSP tiene el antecedente directo o indirecto, como se quiera ver, de Nueva Alianza. Quienes constituyeron al PANAL, ahora están al frente de Redes.
PES, en las elecciones de 2018, perdió su registro como Encuentro Social, por eso hoy se llama Encuentro Solidario. Prácticamente nada más hizo cambio de camiseta, la estructura es igual, los mismos cuadros.
Lo que estos dos partidos están explorando es novedoso, una aplicación para atrapar candidatas y candidatos. Contar con nuevas caras. Puede funcionar en una sociedad que ha dado demasiadas muestras de hartazgo hacia figuras que no le cumplieron cuando estuvieron en el poder.

Arturo Zárate Vite

 

 

Es licenciado en periodismo, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con mención honorífica. Se ha desempeñado en diversos medios, entre ellos, La Opinión (Poza Rica, Veracruz) Radio Mil, Canal 13, El Nacional, La Afición y el Universal. Más de dos décadas de experiencia, especializado en la información y análisis político. Ejerce el periodismo desde los 16 años de edad.

Premio Nacional de Transparencia otorgado por la Secretaría de la Función Pública, IFE, Consejo de la Comunicación, Consejo Ciudadano por la Transparencia e Instituto Mexicano de la Radio. Su recurso para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano logra tesis relevante en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con el fin de conocer los sueldos de los dirigentes nacionales de los partidos.

Además, ha sido asesor de la Dirección General del Canal Judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Coordinador General de Comunicación y Proyectos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Es autor del libro ¿Por qué se enredó la elección de 2006, editado por Miguel Ángel Porrúa.