El poder de las encuestadoras

INE
Typography

La encuesta no es asunto de fe sino un trabajo que tiene metodología. Las empresas serias y responsables la siguen al pie de la letra, para preservar el negocio y su credibilidad.
El Instituto Nacional Electoral (INE) se esmeró en seleccionar a las encuestadoras que participarían en el proceso de elección del presidente del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
Además, se aseguró de que Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado firmaran el escrito de aceptación del resultado de la encuesta. Hasta ahora solo el primero ha externado dudas sobre el proceso, aunque estuvo muy conforme con el resultado de las dos primeras encuestas que lo favorecieron. Por amplio margen, una, casi dos a uno, y mínimo, apenas cinco décimas la segunda.
En ese contexto, sería incongruente y deshonesto que el derrotado desconociera el resultado de la tercera encuesta, cuando ambos aceptaron las reglas de esta manera singular de elegir al presidente de Morena. Error del perdedor si decide despotricar contra el trabajo del INE y las encuestadoras.
La encuesta la que cuenta. Las empresas Parametría, Covarrubias y Asociados y Demotecnia 2.0, las tres elegidas al azar, en sorteo, son las responsables de esa tarea. Podrá o no gustar el resultado, pero es el que arrojará el mecanismo científico.
Ninguna va a exponer su credibilidad, porque lo suyo no es levantarle la mano a uno u a otro, sino solo entregar a la autoridad electoral los porcentajes derivados de las respuestas de quienes sean consultados, porque es lo que garantiza la supervivencia de la empresa.
Si la definición de la elección del nuevo dirigente de Morena fuera a través de la lógica, la ventaja sería para Porfirio Muñoz Ledo, porque tiene más trayectoria y años en la política, es mucho más conocido que su rival. La proyección de Porfirio es nacional e internacional.
Quienes participen en la encuesta, responderán a la pregunta de cuál de los dos debe ser el presidente de Morena y en este punto tendrán que valorar lo que sea más conveniente para el partido.
La finalidad es que la nueva dirigencia acompañe y apoye el plan de la Cuarta Transformación.
En el plazo corto, que tenga la capacidad para seleccionar a candidatos que participarán en los comicios del próximo año. El objetivo es preservar la mayoría en la Cámara de Diputados.
¿Quién de los dos saldrá triunfador?
Quien sea, pasará a la historia en México por ser el primer presidente de partido en el poder, electo por encuesta, resultado del trabajo de empresas encuestadoras.

Arturo Zárate Vite

 

 

Es licenciado en periodismo, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con mención honorífica. Se ha desempeñado en diversos medios, entre ellos, La Opinión (Poza Rica, Veracruz) Radio Mil, Canal 13, El Nacional, La Afición y el Universal. Más de dos décadas de experiencia, especializado en la información y análisis político. Ejerce el periodismo desde los 16 años de edad.

Premio Nacional de Transparencia otorgado por la Secretaría de la Función Pública, IFE, Consejo de la Comunicación, Consejo Ciudadano por la Transparencia e Instituto Mexicano de la Radio. Su recurso para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano logra tesis relevante en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con el fin de conocer los sueldos de los dirigentes nacionales de los partidos.

Además, ha sido asesor de la Dirección General del Canal Judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Coordinador General de Comunicación y Proyectos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Es autor del libro ¿Por qué se enredó la elección de 2006, editado por Miguel Ángel Porrúa.